Caldera y Betancourt, constructores de la democracia

Caldera y Betancourt, constructores de la democracia

Gehard Cartay Ramírez
Hoja del Norte
Diciembre 2018
322
Trade (Tapa blanda)

Hay varias maneras de contar la historia política de Venezuela. Una de ellas, es a través de la relación entre Rafael Caldera y Rómulo Betancourt. Editorial Dahbar reedita el libro de Gehard Cartay Ramírez, que reconstruye esta fábula de convergencia en las diferencias de la que todavía tenemos mucho que aprender los venezolanos de hoy.

 

¿Eran amigos? ¿Enemigos? ¿Aliados? ¿Rivales? Dependía del momento, y hubo muchos, a lo largo de buena parte del siglo XX, en que Rafael Caldera y Rómulo Betancourt representaron una u otra cosa para el otro. Fundaron los dos partidos principales de la democracia venezolana y fueron dos de los principales protagonistas de los progresos civiles que vivió nuestra nación en el siglo XX. Pero ¿cómo fue el vínculo entre esos dos grandes hombres? Con prólogo de Fernando Luis Egaña, el libro Caldera y Betancourt, constructores de la democracia cuenta la historia de esa relación, llena de lecciones sobre cómo los contrarios, o
al menos los diferentes, pueden restañar las heridas de la competencia y actuar en equipo en función de un bien mayor, como lo es la construcción de una democracia, desde cero. Este ensayo de Gehard Cartay Ramírez, original de 1987 pero actualizado para los lectores de hoy, cuenta cómo ambos líderes, que como se sabe comenzaron su vida política desde muy jóvenes y en pleno
gomecismo, se formaron por caminos diferentes: Betancourt desde un marxismo inicial que se convirtió en socialdemocracia, y Caldera desde una posición conservadora que lo condujo a fundar una partido socialcristiano. Habrían de encontrarse y desencontrarse muchas veces, para luchar contra dos dictaduras, para firmar el Pacto de Punto Fijo que fue esencial para la gobernabilidad en tiempos muy difíciles, y para crear y sostener un sistema que, con sus luces y sus sombras, sigue siendo en buena parte la fuente de lo que era Venezuela para finales del siglo XX. Y de lo que en alguna medida sigue siendo.