Permítanme contarles

Permítanme contarles

Paulina Gamus
La Hoja del Norte
Julio 2018
200
Trade (Tapa blanda)
9789804250217

Las memorias de Paulina Gamus: Auge y caída de la democracia

Como dice el prologuista -el conocido académico chileno, especializado en Venezuela, Fernando Mires- esto es una historia, una narración y un testimonio a la vez. Puede ser esas tres cosas al mismo tiempo, porque tiene mucho que contar, y lo cuenta. Paulina Gamus se metió en la política con 31 años -y no era poca cosa, eso, siendo no solo joven en un oficio de veteranos, sino también mujer y judía- y se retiró a los 68, luego de que pasaron muchísimas cosas delante de sus ojos, a veces muy cerca de ellos. Pero nunca dejó de escribir. Y finalmente le llegó el momento de publicar sus memorias, algo que seguramente muchos observadores de la historia reciente de nuestro país estaban esperando.

Aquí hay de todo, y todo está contado con la penetración y el sentido del humor -que tanto se agradece en estos tiempos- de una persona que siempre ha compartido su inteligencia con el país al que ha servido. Comienza con plomo, el del golpe del 18 de octubre de 1945, y termina con preguntas, las de hoy. Son las vivencias de una joven abogada que soñaba con ser cantante y escritora pero decidió ser adeca desde niña, en una casa en la que los muchos hermanos tenían lealtades distintas y el padre inmigrante le tenía pavor a que la política les manchara el buen nombre; pasan por muchos años de servicio como abogada de la
policía judicial en Chacao, una carrera como articulista que empezó a finales de los 60 en El Nacional, y tres décadas en el partido que ayudó tanto a fundar como a perder la democracia, con el cual llegó a ser ministra, parte de un equipo de campaña, concejal de Caracas y congresista.

De todo lo cual se desprenden opiniones que no valen por polémicas sino por independientes y por bien argumentadas: por ejemplo, Paulina Gamus dice aquí que nadie se parece tanto al CAP de los 70 como Chávez (salvo en lo demócrata y en lo valiente que fue el primero); o que José Vicente Abreu aplicó con el régimen chavista el mismo tesón con que defendió ante adecos y copeyanos el apoyo al Sistema, desde el mismo inicio de su proyecto. Permítanme contarles es ciertamente lo que su subtítulo promete: un viaje a aquellos tiempos perdidos en que los adversarios podían conversar. Pero también un testimonio de rara sinceridad en la disfuncional opinión pública del siglo XXI.

Un texto imprescindible para comprender cuatro décadas de la vida civil