Venezuela energética

Venezuela energética

Leopoldo López- Gustavo Baquero
Editorial Dahbar
Diciembre 2017
322
Trade
LB00111
9789804250163

Para Leopoldo López y Gustavo Baquero, plantearse alcanzar esa mejor Venezuela a la que tanto aspiran millones de venezolanos sin considerar, estudiar y comprender seriamente el tema petrolero es una inmensa irresponsabilidad. La industria petrolera ha sido y seguirá siendo motor de desarrollo de nuestro país u una palanca fundamental para su bienestar y progreso. Los autores están convencidos de que hay que dejar atrás definitivamente esa consigna pesimista de que el petróleo es una maldición. Por el contrario, ser el país con las mayores reservas de petróleo del mundo es una gran bendición, se aprovecha y desarrolla de manera responsable para las generaciones futuras. Desde las primeras páginas de Venezuela energética se insiste en la importancia de estudiar a profundidad los primeros 100 años de historia petrolera venezolana. Esta revisión, interpretación y análisis es hecha no con el objetivo de quedarse en el pasado, si no de ver hacia el futuro y proponer una visión petrolera para el resto del siglo XXI. En Venezuela energética  se presenta para e debate  nacional una propuesta ambiciosa, pero viable y responsable. Responsable económicamente, porque plantea el rescate de nuestra industria y maximizar la producción petrolera aprovechando eficientemente la potencialidad de Venezuela de ser, tal como lo definen los autores, 3 países petroleros en 1 (crudos convenciones, pesados y gas), a la vez que se busca romper con nuestra dependencia del petróleo y diversificar la economía. Responsable socialmente, porque persigue incorporar a los venezolanos a la industria con el objetivo de alcanzar un verdadero bienestar y progreso, en especial de los más necesitados, mediante la creación del Fondo Patrimonial de los Venezolanos y la generación de empleos más ambiciosa de nuestra historia, y, finalmente, es una visión responsable porque considera el impacto en nuestro medio ambiente y piensa en el mundo y la Venezuela pos petrolera. Y en todos estos aspectos proponen no solo una estrategia a seguir, sino también los pasos para lograrlo.