Venezuela, vértigo y futuro

Venezuela, vértigo y futuro

Werner Corrales y Tanya Miquilena
Hoja del Norte
Diciembre 2018
332
Trade (Tapa blanda)

Tanya Miquilena y Werner Corrales publican el volumen que recoge el fruto de un trabajo de casi diez años, sobre cómo fijar las prioridades en las que basar la recomposición de la economía, la institucionalidad y la sociedad venezolanas. El producto se titula Venezuela, vértigo y futuro. El nuevo libro de la Editorial Dahbar, Venezuela, vértigo y futuro, tiene como responsables a Werner
Corrales y Tanya Miquilena, pero sus ideas y propuestas integran los resultados de un esfuerzo que en realidad ha involucrado a miles de venezolanos, por casi diez años. Luego de que más de 1.300 personalidades firmaran el manifiesto “Es hora de cambiar”, entre 2009 y 2017 un amplio grupo de expertos, políticos y ciudadanos de todas las tendencias sostuvieron una serie de más de 300 encuentros y de talleres para producir una Visión Compartida de País, que sirviera de plataforma para la reconstrucción de Venezuela una vez se inicie una transición a la democracia que nos conduzca a un futuro de libertad y progreso para todos. Esta Visión Compartida se produjo, en una primera etapa, con el trabajo en equipo de siete organizaciones, que se refinó en una segunda fase con el aporte de once equipos de expertos. Esto alimentó a una consulta nacional, que encomendó la Asamblea Nacional, y ha nutrido desde 2013 la formación de jóvenes dirigentes en el diplomado en Liderazgo Social y Político de la Universidad Metropolitana, en Caracas.

Todo este trabajo desembocó en siete consensos y tres estrategias de desarrollo que se explican detalladamente en este libro,
luego de que los capítulos iniciales resumen un diagnóstico de la coyuntura venezolana y de sus causas históricas. Las tres estrategias van por la reorientación de prioridades, la reconstrucción institucional y la reconciliación, y los siete consensos u objetivos de desarrollo que esas estrategias persiguen son los siguientes: paz, no violencia y reconciliación con justicia; un pacto para el progreso de todos y la superación de la pobreza; construir una nueva economía de alta productividad; instituciones
para la democracia y para la autonomía ciudadana; hábitat de calidad para todos, en armonía con el ambiente; conocimiento y educación relevantes, de calidad y accesibles para todos; y la superación del rentismo.

Entre tantos libros que se han publicado en estos años para responder las preguntas de cómo llegamos aquí y cómo podemos
salir de esto, Venezuela, vértigo y futuro destaca por su orden, su claridad, su puntería y su carácter consensual. No son pocos los observadores y protagonistas que tienen buenos argumentos para plantear un conjunto de medidas para que el país recupere su camino al desarrollo; pero en esta obra, esa visión no viene de una o dos personas muy calificadas, sino de miles. Así que es un libro que merece no solo leerse, sino compartirse, discutirse y resguardarse para cuando pueda ser útil.