Portada

Las balas de abril

  • Sello editorial: Editorial Dahbar
  • Edición: 2
  • Páginas: 222
  • Formato: Trade (Tapa blanda)
  • ISBN: 978-980-425-081-1

$20.00

Otros títulos del autor

Las balas de abril

Francisco Olivares

$20.00

Las balas de abril llena un vacío en ese complejo episodio que marcó para siempre la historia política contemporánea de Venezuela

Los sucesos del 11 de abril de 2002 constituyen sin duda el acontecimiento más importante del gobierno de Hugo Chávez. La violencia tomó la palabra, diecinueve personas fallecieron y cerca de ciento cincuenta resultaron heridas por armas de fuego durante aquella masiva manifestación.

Las balas de abril analiza lo ocurrido en la manifestación del 11 de abril del 2002 y la violencia desatada en el Centro de Caracas.  Este trabajo encuentra claves precisas para desentrañar la naturaleza del gobierno de Hugo Chávez, su pensamiento, su entendida ética revolucionaria y la de sus seguidores.

Sorprendentemente, el libro es de tal realismo que el lector escucha a las víctimas, las siente cerca, ve a la gente caer y es testigo del llanto y del dolor que resultó de una matanza sangrienta y cruel.

¿Quiénes fueron los responsables de las muertes ocurridas esa trágica mañana?

El periodista Francisco Olivares navega entre las balas de abril por una cadena de sucesos que en muchos casos han sido empañados por el tamiz de la ideología, la manipulación y los intereses políticos.

Acercarse a la verdad de lo que allí ocurrió ha sido una tarea compleja.  Especialmente por vivirse tiempos en que la polarización y la ideología política contaminaron la mayoría de las fuentes primarias.

Está visto que, pese a la mordaza que el Gobierno pretende imponer, el coraje y el oficio de periodistas como Francisco Olivares. Ciertamente,  logran el prodigio de enmendar la plana a los poderosos y de ponerlos a punto de ser juzgados por la historia, por sus jueces y por los lectores de este libro.
–Allan Brewer-Carias

Otros títulos relacionados: El acertijo de abril por Alfredo Meza y Sandra La Fuente